112016jul
Atención temprana (I) | Dudas e incertidumbres

Atención temprana (I) | Dudas e incertidumbres

En esta entrada al blog, me gustaría hablar sobre las dudas e incertidumbres que nos surgen a diario sobre nuestros hijos y su “ normal desarrollo” .

Partimos de la premisa que cada niño tiene un desarrollo psicomotor individual, a lo largo de la historia se ha hablado mucho sobre el desarrollo “ideal”.

Algunos autores hablan sobre la importancia de adquirir todos los hitos del desarrollo en un tiempo determinado y si la ausencia de alguno es signo de patología.

Por ejemplo el hito del “ gateo maduro”; existen niños que lo alcanzan y otros que directamente pasan a la puesta en pie y la bipedestación, otros lo hacen pero de manera distinta, inmadura o lo desarrollan una vez alcanzada la marcha independiente o en el trascurso de alcanzarla.

Un signo por sí solo no es sinónimo de patología, se debe observar al niño en su globalidad, tanto los aspectos físicos como cognitivos y valorar si es un retraso del desarrollo madurativo o existen otros signos o síntomas.

El gateo tiene una serie de beneficios como son:

  • Coordinación espacio temporal.
  • Coordinación ojo-mano.
  • Disociación de cinturas escapulares y pélvicas, fomentando patrones cruzados.
  • Maduración cognitiva, los dos hemisferios cerebrales se ponen a trabajar de manera conjunta y coordinada.
  • Favorece los desplazamientos del centro de gravedad.
  • Primera percepción de autonomía corporal, estimulando el Sistema Vestibular, uno de los sistemas reponsables del equilibrio.
  • Activación de la musculatura antigravitatoria, que nos ayude en la puesta en pie y marcha independiente.

Se debe fomentar la aparición del mismo, lo normal es que aparezca a los 8-9 meses, algunos niños antes o después y algunos como ya he comentado antes, no gatean.

El juego es una herramienta ideal para fomentarlo, la necesidad de desplazarse para alcanzar cosas, en los parques infantiles tenemos muchas actividades que estimulan la coordinación y equilibrio.

Observa a tu hijo, si ves que se mueve mal, utiliza un lado más que otro, no dirige la atención al objeto o a la persona, se pone muy tenso o está demasiado relajado, acude al pediatra para que valore si existe algún problema.

Nosotros desde CRENE , podemos ayudarte, trabajamos desde un equipo interdisciplinar, compuesto por especialista en el Área de la Neurorehabilitación (fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia y neuropsicología) donde valoramos en una primera sesión toda la información disponible y en posteriores sesiones individualizadas en las diferentes áreas que se necesiten.

No dudéis en poneros en contacto y resolveremos tus dudas.

Un saludo.

Feliz verano.

Myriam Álvaro Ruiz.

Fisioterapeuta, responsable del Departamento de Atención Temprana en CRENE.




Comentarios

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *