crene y la fundación tripartita

Crene y la Fundación Tripartita

Las empresas actualmente requieren además de una buena cualificación profesional, más y mejores competencias en los profesionales que contratan.

Las competencias profesionales se pueden adquirir a través de la Formación para el Empleo, que permite la mejora de la capacitación profesional y el desarrollo personal a lo largo de la vida de los trabajadores, para obtener una mayor empleabilidad.

La Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo nace con el fin de garantizar una formación de calidad para empresas y trabajadores.

Su estructura está compuesta por la Administración Pública, Organizaciones empresariales, y Organizaciones Sindicales.

Sus objetivos son:

  • Garantizar un aprendizaje continuo que genere oportunidades.
  • Observar y adaptar las necesidades formativas a los cambios.
  • Favorecer la acreditación profesional.

Entre otros sus fines son:

Favorecer la formación a lo largo de la vida de los trabajadores.

Proporcionar los conocimientos y prácticas adecuadas a las necesidades de empresas y trabajadores.

Contribuir a la mejora de la productividad y competitividad de las empresas y al desarrollo personal y profesional.

CRENE se adhirió a la Formación de Demanda, dentro de la Fundación Tripartita, siendo un Centro de Formación solvente y profesional, ofertando una formación no solo teórica sino práctica también, adaptándonos a la nueva demanda de empleo en nuestro sector, estando especializados en la Rehabilitación Neurológica, ofreciendo una mayor calidad de formación.

La Formación de Demanda puede estar bonificada. La bonificación se realiza a través de las empresas y la formación la reciben los trabajadores. La normativa que lo recoge es el RD 395/2007 y la OM TAS 2307/2007.

La Formación de Demanda es la formación que las empresas planifican y gestionan para sus trabajadores.

Cada empresa recibe una cuantía para formación en función de su plantilla.

Esta cuantía se obtiene de la cuota pagada el año anterior a la Seguridad Social en concepto de Formación Profesional.

La cuantía obtenida se gestiona por ejercicios anuales desde el 1 de enero al 31 de diciembre. Las cantidades no utilizadas durante el año para la formación de sus trabajadores, a final del ejercicio la empresa la pierde.

Los beneficiarios de la financiación, es decir de esta cuantía llamada crédito, son las empresas con centros de trabajo en el territorio estatal y que coticen por contingencias de Formación Profesional.

Los beneficiarios de la formación son los asalariados que coticen a la Seguridad Social en concepto de Formación Profesional; también los desempleados acogidos a regulación de empleo o que accedan a desempleo durante el periodo formativo, o trabajadores fijos discontinuos en periodo de no ocupación.

Una vez realizada la formación del trabajador, las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social podrán aplicarse a partir de la finalización de la formación, a través de los TC2.

Según los datos publicados en la web de la Fundación, a día de hoy se están realizando 84.222 cursos, y 267.386 empresas están formando a sus trabajadores mediante esta fórmula. Según datos de la propia Fundación Tripartita, hay un 1 % de fraude, fraude contra el que todos debemos luchar; pero no se debe generalizar, ya que al igual que CRENE, hay muchas empresas que están haciendo las cosas bien.

Una vez realizada la formación del trabajador, las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social podrán aplicarse a partir de la finalización de la formación, a través de los TC2.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar