202015ene
Curso de memoria para mayores en Crene

Curso de memoria para mayores en Crene

A medida que envejecemos se producen determinados cambios en las funciones cognitivas que crean determinadas dificultades a la persona en su vida diaria.

Objetivo general del curso: Promover al máximo la autonomía funcional de cada persona con ejercicios simples y orientados a la vida cotidiana que mejorarán su autoestima.

Taller de memoria en Crene

Taller de memoria en Crene

1. Destinatarios: Cualquier persona desde los 60 años sin límite de edad, sin importar su nivel educativo y/o deterioro cognitivo.

2. Objetivos específicos:

–  Mejor ajuste social.

–  Funciones cognitivas a trabajar:

o Memoria reciente y remota tanto declarativa como procedimental. Procesos de consolidación, almacenamiento y recuperación.

o Atención selectiva (concentración), sostenida (vigilancia) y dividida (capacidad de cambiar y distribuir la atención de una información a otra para hacer dos tareas a la vez).

o Orientación en el tiempo, en el espacio y en persona. o Fluidez en el lenguaje.

3. Metodología:

–  Actividades grupales lúdicas adaptadas al nivel de todos los participantes, pues existe variabilidad individual en el estado de las funciones cognitivas según el nivel educativo, estado de salud, nivel de actividad, factores genéticos, etc.

–  Actividades individuales ajustadas al rendimiento base de la persona.

–  Juegos de asociación de información por categorías semánticas y fonéticas de diferentes contenidos (visuales, verbales): planificar la compra, un paseo por el parque, recetas, anotar los resultados del fútbol, el calendario, cómo acordarnos de la medicación a tomar,…

–  Seguimiento del rendimiento de cada persona.

–  Al inicio realizaremos tareas simples para apoyar la autoconfianza, motivación hacia el taller y

conocimiento entre los miembros del grupo y de su monitor.

La importancia de la estimulación cognitiva

La importancia de la estimulación cognitiva

La memoria es un conjunto de procesos que nos permiten procesar información, consolidarla (aprender) y recuperarla. Esta puede versar sobre contenidos recientes y remotos. Y podemos tener acceso a ella de forma consciente (memoria declarativa episódica o autobiográfica y memoria declarativa semántica, relativa a conocimientos del mundo) e inconscientemente (memoria procedimental sobre la ejecución de acciones como por ejemplo preparar un café).

La estimulación cognitiva permite la reactivación de información, el procesamiento de información nueva y su asociación con otros contenidos mentales, promoviendo su afianzamiento y facilitando su posterior recuerdo.

Durante el envejecimiento normal disminuye el rendimiento en la memoria reciente (no remota), disminuye la capacidad para codificar y recordar espontáneamente la información, no obstante, no se pierde la capacidad de aprender (consolidación) sino que se da una necesidad de mayor tiempo en conseguirlo, debido a que disminuye la probabilidad de asociar u organizar la información (para desechar la no relevante,…) y por tanto, de procesarla y acceder a ella sin dificultad.

Los fallos en consolidación son más de características de envejecimiento patológico. Ejemplo.- En la Demencia tipo Alzhemier.

La posibilidad de manejar estrategias de diferentes contenidos (visuales, verbales) para organizar la información en la realización de actividades divertidas y adaptadas mejorará su desempeño en las mismas.

En todo caso las actividades estarán adaptadas a los participantes existentes promoviendo en primer lugar el disfrute del taller y su aprovechamiento en las actividades cotidianas.

Diana Martín de Andrés

Psicóloga especialista en Neuropsicología Clínica en Crene



Comentarios

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *