262015oct
El día en que mi cerebro cambió…

El día en que mi cerebro cambió…

El día 26 de octubre se estableció como el día del daño cerebral adquirido. Una lesión súbita del cerebro que da lugar a diferentes secuelas de carácter físico, psíquico y sensorial.

¿Qué es el DCA?

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es el resultado de una lesión súbita en el cerebro que produce diversas secuelas de carácter físico, psíquico y sensorial. Estas secuelas desarrollan anomalías en la percepción sensorial, alteraciones cognitivas y alteraciones del plano emocional.

Es una lesión que se produce en un momento determinado de tu vida, por un ictus, un tumor cerebral, fuertes golpes en la cabeza, etc. Es decir, no es una enfermedad de nacimiento.


¿Cuáles son los causantes del DCA?

 Las causas más comunes del DCA son los traumatismos craneoencefálicos (TCE), los accidentes cerebrovasculares (ACV o ictus), los tumores cerebrales, las anoxias cerebrales (falta de oxígeno en el cerebro) y las infecciones cerebrales.

Hay otros causantes menos comunes causantes del daño cerebral adquirido como pueden ser: intoxicaciones, accidentes de tráfico, golpes en la cabeza, picaduras de ciertos insectos, etc.

Hay causantes directos de los ictus (uno de los causantes del DCA) que son evitables como: el consumo excesivo de alcohol, el consumo de tabaco, sobrepeso y obesidad, hipertensión, consumo de drogas, etc. También hay causas no evitables de los ictus: edad avanzada (55años o +), herencia familiar (mayor probabilidad si un familiar lo ha padecido), el haber padecido un ictus anteriormente te hace más vulnerable de volver a padecerlo.

accidente, coche, daño cerebral, paraliticoLos accidentes de circulación son el causante del 70% del DCA, que afecta fundamentalmente a jóvenes de entre 15 y 29 años


Tratamiento en cada fase del daño cerebral adquirido

  • Fase 1, periodo agudo: Primeras horas tras el daño. El paciente se encuentra en la unidad de cuidados intensivos. Lo importante en esta fase es estabilizar al paciente a nivel médico y restablecer la circulación sanguínea del cerebro. En esta fase la fisioterapia se va a centrar en el control postural y la movilización pasiva  para evitar úlceras, rigideces y desalineaciones. También se utilizará la fisioterapia respiratoria.
  • Fase 2, periodo sub-agudo: Es el momento en el que su vida deja de correr peligro y puede colaborar activamente. En esta fase es conveniente llevar a cabo una terapia intensiva (respetando las capacidades del paciente), el tratamiento debe ser individualizado y adecuarse a las características del paciente. (Habrá avances notorios en el paciente)
  • Fase 3, periodo post-agudo: Pasados los primeros meses del DCA, los avances en fisioterapia no son tan notorios como en la segunda fase, pero sigue siendo esencial ya que los avances siguen apareciendo.
  • Fase 4, periodo de cronificación:  pasado más de un año y medio o dos, en este momento el ritmo de la evolución ha descendido. Es importante continuar con la rehabilitación física, aunque no de una manera tan intensiva, para mantener los logros conseguidos.

En España hay más de 400.000 personas con discapacidad por Daño Cerebral Adquirido, de las que el 68% presenta dificultad para realizar alguna actividad básica de la vida diaria, y un 45% presenta esta dificultad en grado severo o total


En Crene queremos mostrar nuestro apoyo a todos los familiares y afectados por el daño cerebral adquirido, y ponemos a vuestra disposición todos nuestros servicios que ayuden en la rehabilitación de un paciente afectado por DCA.

CRENE

Israel Medinilla Losada





Comentarios

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *