Logopedia

Consejos para estas vacaciones de nuestra Logopeda

Pautas para la estimulación del lenguaje durante las vacaciones.Si nuestro hijo tiene alguna dificultad con el lenguaje a veces nos preocupa que durante el verano no reciba la misma estimulación que ha recibido en el cole y/o con las sesiones de Logopedia.En cambio es en esta época cuando los niños más suelen evolucionar. El mayor tiempo que pasamos con nuestros hijos y las diferentes situaciones en las que se ven envueltos (piscina, parque, campamentos, etc.) hacen que estén expuestos a un mayor número de interacciones donde el lenguaje juega un papel fundamental.En este sentido queremos facilitaros una serie de recomendaciones y/o estrategias para facilitar la adquisición del lenguaje desde casa:
  1. Habla a tu hijo lo más a menudo posible, despacio y de forma correcta y clara: sin infantilismos, diminutivos o palabras inventada; siempre adecuándonos a la capacidad del niño.
  2. Hay que ser pacientes y ofreced tiempo para pedir y/o responder. Cada uno necesitamos nuestro tiempo para organizar las ideas y exponer lo qué queremos decir. Por eso mismo nos os adelantéis a sus peticiones, ni os conforméis con el gesto,  tampoco os preocupéis si lo dice mal: lo importante es la intención y que comprenda el poder del lenguaje, sus diferentes funciones.
  3. Aprovecha las rutinas diarias (la hora del baño, la cena…) para nombrar y describir todo lo que  hacemos, facilitar el nombre, funcionalidad y características de los objetos de uso cotidiano de una forma divertida y  natural.
  4. Buscar momentos para hablar sobre sus actividades e intereses o sobre las personas y situaciones de su alrededor comentando lo que ha pasado, intercambiando opiniones, preguntando de forma abierta evitando respuestas cortas.
  5. Existen multitud de juegos y actividades con las que disfrutar de nuestros hijos a la vez que estimulamos su lenguaje:
  • Leed cuentos juntos comentando las imágenes, haciéndole preguntas y participe de la historia, buscando finales alternativos, etc.
  • Enséñale canciones escolares, populares, inventadas por vosotros, adivinanzas o refranes.
  • Ver con éllos programas de televisión o sus películas favoritas preguntándole sobre los personajes o la historia: cómo se llaman, que hacen, que pasa, etc.
  • Buscar diferencias entre láminas de dibujos similares, buscar objetos del mismo color o con una misma característica.
  • Jugar al “Veo veo” (nombrándole características del objeto).
  • Buscar o nombrar palabras de una misma categoría (animales, comidas, partes del cuerpo, etc.)
Por otro lado, también tenemos que tener en cuenta cosas que no debemos hacer cuando nos relacionemos con nuestros hijos: 
  • Si se equivoca al hablar, ya sea en la articulación como en el orden, no le corrijas, dale el modelo correcto utilizando su frase de forma correcta y ampliando información (“¿e su oche de papa?”, “si, el coche grande y rojo es el de papa”).
 
  • Si le preguntan por la calle o conoce niños nuevos y tarda en responder, no termines sus frases o hables por él. Dale tiempo.
 
  • No le compares con otros niños. Cada niño tiene su ritmo.
 
  • No le imites cuando hable mal, aunque parezca gracioso.
 
  • Evita reprimendas o castigos relacionados con el lenguaje.
 Con una actitud positiva ante las dificultades de nuestros hijos, haremos de ellos unos adultos sin complejos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar