que es la disfagia

Qué es la DISFAGIA

El término disfagia proviene de dos palabras griegas: dys (dificultad) y phagia (comer). Es la alteración o dificultad para tragar o deglutir los alimentos (sólidos y líquidos) e incluso la saliva.

Una deglución normal supone la acción coordinada de un grupo de estructuras situadas en cabeza, cuello y tórax, e implica una secuencia de acontecimientos en los que unos esfínteres funcionales se abren para permitir el paso del bolo alimenticio, trasportándolo desde la boca al esófago, y se cierran tras su paso para impedir falsas rutas y proteger la vía aérea.

Tiene una fase voluntaria, nosotros decidimos cuando introducir el alimento en la boca, lo masticamos humedeciéndolo con la saliva y lo empujamos con la lengua para tragarlo.

 

Una vez que el alimento abandona nuestra boca, comienza la parte involuntaria, donde los nervios envían un mensaje al cerebro indicándole que active los cambios y movimientos musculares necesarios para que el alimento pase desde la faringe al esófago y de este a nuestro estómago sin producirnos problemas.

La disfagia puede deberse a una alteración orgánica o a una dificultad funcional, y afectar a pacientes de todas las edades, desde bebés a ancianos.

 

Desde el punto de vista espacial se clasifican en orofaríngea (supone casi el 80% de las disfagias diagnosticadas) y esofágica (supone el 20% de las disfagias que se diagnostican).

 

 

Recomendaciones:

 

Masticar bien los alimentos.

 

– Cuidar la higiene bucal, para evitar las infecciones y utilizar un dentífrico suave.

 

– Comer en un entorno agradable y tranquilo, sin prisas.

 

– Mantener una correcta posición: sentados, sin cruzar los pies que deberán estar apoyados en el suelo, con la espalda recta siempre que sea posible, y la cabeza debe estar ligeramente inclinada hacia delante en el momento de tragar.

 

– Poner pocas cantidades de comida en la boca y vigilar el trago.

 

– Cuando estemos seguros que no está tragando y no tiene nada en la boca hacerlo hablar para distinguir la claridad de la voz, que nos indicará, que no hay comida retenida en el vestíbulo laríngeo.

 

– Las comidas más abundantes se harán por la mañana, será cuando tenga más apetito y esté más descansado.

 

Descansar después de cada comida, sentado, durante un tiempo inicial de digestión.

Asunción Palomero

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar