82012dic
Terapia Orofacial y Miofuncional

Terapia Orofacial y Miofuncional

La Terapia Orofacial y Miofuncional es una disciplina dentro de la Logopedia que se encarga de prevenir, evaluar, diagnosticar, educar y rehabilitar el desequilibrio presente en el sistema orofacial desde el nacimiento hasta la vejez y cuya etiología puede ser muy diversa.

El Sistema Orofacial es el conjunto de órganos encargado de las funciones de respiración, succión, deglución, habla y fonación. Los órganos principales que componen el sistema orofacial son óseos (cráneo, huesos de la cara, hueso hioides, laringe, maxilar superior, mandíbula, paladar óseo, piezas dentarias) y musculares (músculos masticatorios, músculos de la expresión facial, músculos de la lengua, músculos del velo del paladar, músculos de la faringe, músculos del cuello). También existen elementos tendinosos y ligamentosos así como glándulas (salivales), ganglios, etc.

La realización de hábitos no deseables como la deglución atípica o la respiración bucal, deriva en problemas dentomaxilares en el niño y en el adulto.

Surge así la necesidad de rehabilitar las disfunciones neuromusculares de la deglución, la articulación de fonemas, la respiración, la posición de reposo y de función de la lengua y boca, la masticación, y en definitiva, optimizar la actividad muscular bucofacial.

Para ello, la intervención se basa en ejercicios de praxias, masajes, estimulación,… que tienen como objetivo final eliminar el desequilibrio existente entre el músculo y la función que realiza, generando pautas  de comportamiento del sistema orofacial adecuadas, creando nuevos patrones neuromotores de comportamiento y reduciendo las parafunciones (bruxismo, succión digital…).

Dentro de las alteraciones que producen desequilibrio en el sistema orofacial, desde la Terapia Miofuncional, en CRENE, nos encargamos de intervenir en:

· Respiración bucal

· Trastornos en la masticación

. Disfunción lingual

. Incompetencia labial

· Deglución Atípica

· Dificultades en la articulación de fonemas

· Alteraciones en la resonancia (hiponasalidad e hipernasalidad)

· Malos hábitos (babeo, succión…)

No dudes en consultar con nosotros si tienes cualquier duda.

Asunción Palomero Sierra

Logopeda