Consejos para estas vacaciones de nuestra Logopeda

Logopedia
Pautas para la estimulación del lenguaje durante las vacaciones. Si nuestro hijo tiene alguna dificultad con el lenguaje a veces nos preocupa que durante el verano no reciba la misma estimulación que ha recibido en el cole y/o con las sesiones de Logopedia. En cambio es en esta época cuando los niños más suelen evolucionar. El mayor tiempo que pasamos con nuestros hijos y las diferentes situaciones en las que se ven envueltos (piscina, parque, campamentos, etc.) hacen que estén expuestos a un mayor número de interacciones donde el lenguaje juega un papel fundamental. En este sentido queremos facilitaros una serie de recomendaciones y/o estrategias para facilitar la adquisición del lenguaje desde casa:
  1. Habla a tu hijo lo más a menudo posible, despacio y de forma correcta y clara: sin infantilismos, diminutivos o palabras inventada; siempre adecuándonos a la capacidad del niño.
  2. Hay que ser pacientes y ofreced tiempo para pedir y/o responder. Cada uno necesitamos nuestro tiempo para organizar las ideas y exponer lo qué queremos decir. Por eso mismo nos os adelantéis a sus peticiones, ni os conforméis con el gesto,  tampoco os preocupéis si lo dice mal: lo importante es la intención y que comprenda el poder del lenguaje, sus diferentes funciones.
  3. Aprovecha las rutinas diarias (la hora del baño, la cena…) para nombrar y describir todo lo que  hacemos, facilitar el nombre, funcionalidad y características de los objetos de uso cotidiano de una forma divertida y  natural.
  4. Buscar momentos para hablar sobre sus actividades e intereses o sobre las personas y situaciones de su alrededor comentando lo que ha pasado, intercambiando opiniones, preguntando de forma abierta evitando respuestas cortas.
  5. Existen multitud de juegos y actividades con las que disfrutar de nuestros hijos a la vez que estimulamos su lenguaje:
  • Leed cuentos juntos comentando las imágenes, haciéndole preguntas y participe de la historia, buscando finales alternativos, etc.
  • Enséñale canciones escolares, populares, inventadas por vosotros, adivinanzas o refranes.
  • Ver con éllos programas de televisión o sus películas favoritas preguntándole sobre los personajes o la historia: cómo se llaman, que hacen, que pasa, etc.
  • Buscar diferencias entre láminas de dibujos similares, buscar objetos del mismo color o con una misma característica.
  • Jugar al “Veo veo” (nombrándole características del objeto).
  • Buscar o nombrar palabras de una misma categoría (animales, comidas, partes del cuerpo, etc.)
Por otro lado, también tenemos que tener en cuenta cosas que no debemos hacer cuando nos relacionemos con nuestros hijos:  
  • Si se equivoca al hablar, ya sea en la articulación como en el orden, no le corrijas, dale el modelo correcto utilizando su frase de forma correcta y ampliando información (“¿e su oche de papa?”, “si, el coche grande y rojo es el de papa”).
 
  • Si le preguntan por la calle o conoce niños nuevos y tarda en responder, no termines sus frases o hables por él. Dale tiempo.
 
  • No le compares con otros niños. Cada niño tiene su ritmo.
 
  • No le imites cuando hable mal, aunque parezca gracioso.
 
  • Evita reprimendas o castigos relacionados con el lenguaje.
  Con una actitud positiva ante las dificultades de nuestros hijos, haremos de ellos unos adultos sin complejos.

Logopedia en atención temprana

atención temprana de logopedia
Logopeda en Crene
Logopeda en Crene

La Atención Temprana es el conjunto de intervenciones, planificadas por un equipo de profesionales interdisciplinar, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, para dar respuesta con la mayor celeridad posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Hoy entrevistamos a nuestra logopeda, Sandra Feliú, que nos lo va a explicar para que todo el mundo lo entienda.

¿Qué hace una logopeda?

En este sentido, el logopeda, dentro del equipo multidisciplinar,  se encarga de la evaluación, diagnóstico, tratamiento y prevención de todas aquellas alteraciones que tienen que ver con la comunicación,  el lenguaje, la voz, la audición, la deglución y todas aquellas funciones relacionadas con el área orolinguofacial.

Al mismo tiempo acompañará a la familia y su entorno durante todo el proceso enseñándoles las diferentes maneras de interactuar con el niño y dándoles pautas de estimulación el lenguaje, en todos los contextos del niño.

¿Quién suele detectar que algo no va bien con el peque?

Normalmente son los pediatras, profesores y/o los distintos profesionales los que detectan los problemas en el desarrollo del niño. Aunque últimamente cada vez son más los padres los primero en detectar que algo no anda bien

¿Cuáles son los problemas más comunes en atención temprana?

En cuanto a logopedia se refiere nos solemos encontrar con trastornos o alteraciones del lenguaje: Retraso del lenguaje (RL), Trastorno específico del lenguaje (TEL); trastornos generalizados del desarrollo (TGD); de la voz (Disfonías); del habla (Dislalias, Disglosias, Disfemia o tartamudez, etc.) o de lectoescritura y cálculo (Dislexia, Disgrafía o Discalculia).

¿A qué edad pueden empezar a venir?

Al tratarse de problemas del desarrollo y teniendo en cuenta el periodo crítico de adquisición del lenguaje, hasta los 6-7 años, lo recomendable es comenzar el tratamiento lo antes posible, en cuanto se detecten los problemas.

¿Qué ejercicios se suelen emplear en consulta?

El juego es la mejor herramienta que tenemos para interactuar con los niños y enseñarles cosas de forma implícita. Por lo que durante las sesiones utilizamos actividades ligadas directamente a la expresión oral como las narraciones, los juegos de palabras, adivinanzas, canciones, etc.

Siempre teniendo en cuenta las necesidades de cada niño, sus gustos y sus preferencias.

La importancia de la atención temprana
La importancia de la atención temprana

¿Cómo les podemos ayudar desde casa? ¿Qué papel tienen los padres en la rehabilitación?

Los padres tienen un papel fundamental en el tratamiento del niño ya que son los modelos de los que van aprender y los que más tiempo pasan con sus hijos.

En este sentido pueden utilizar todos los contextos en que se desenvuelven con sus hijos para ayudarle en la estimulación del lenguaje, a la hora del baño, al hacer la compra, en el parque, etc. Nombrando todo lo que ven, explicando sus características y funcionalidad, así como las relaciones entre las cosas.

Además deben tener en cuenta, que son el modelo a seguir por lo que deben hablar a sus hijos con frases correctas y sin diminutivos, adecuadas al nivel actual del niño, ampliando los enunciados de sus pequeños y sin corregirle de forma directa.

¿Qué tipo de patologías requieren además de rehabilitación logopédica otro tipo de tratamiento?

El desarrollo del lenguaje está directamente relacionado con el desarrollo motor y el desarrollo cognitivo. Por lo que en la mayoría de los casos donde alguno de estos aspectos esté implicado será necesario un tratamiento multidisciplinar.

En esta línea podríamos mencionar, la necesidad de trabajar en estrecha relación con los demás profesionales ante, síndromes, alteraciones neurológicas, retrasos evolutivos o trastornos generalizados del desarrollo, entre otros.

Sandra Feliú

La importancia de una valoración psicológica y logopédica temprana

día mundial de la espina bífida

Un Trastorno de Aprendizaje (TA) hace referencia a un grupo dispar de valores que se manifiestan por dificultades en la escritura, la lectura, habilidades matemáticas o razonamiento.

Se trata de una condición permanente que entorpece en la vida escolar del niño, porque crea una diferencia entre su verdadero potencial y el rendimiento académico, influye en las relaciones con sus compañeros, en su autoestima y puede afectar a la dinámica familiar.

Según la edad del niño, las señales manifestadas en los campos del lenguaje, motricidad y habilidades pueden variar:

– Problemas en la pronunciación

– Poco equilibrio

– Juega solo

Errores al leer

– Dificultad para alinear cifras

– Mala escritura

– Mala comprensión lectora,

– Dificultad para los idiomas

– Escasa habilidad para entender conceptos matemáticos

Hiperactividad

Trabajo lento en clase y exámenes

– Dificultad para aceptar criticas o para entender el punto de vista de otra persona

Niña sonriendo
Prever los TA hace que disminuyan los efectos sobre aprendizajes posteriores

El hecho de prever la aparición de dificultades es una medida muy eficaz para disminuir sus efectos sobre aprendizajes posteriores. La detección temprana de estos impedimentos y trastornos del aprendizaje es la mejor táctica para evitar que estos problemas lleguen a tener más importancia y sean más resistentes a tratamientos psicopedagógicos posteriores.

En Crene queremos ayudaros a detectar estos posibles trastornos de mano de nuestro personal especializado. Esta evaluación consta de una primera entrevista con los padres, posteriormente una serie de test que evalúan el desarrollo del niño en diferentes aspectos del desarrollo en función de lo que los padres nos informen y posteriormente daremos orientación dependiendo de la valoración obtenida. Para ello os ofrecemos una evaluación personalizada para cada niño en función de las necesidades, por un precio simbólico de 60 €.

Es imprescindible que el niño venga acompañado por alguno de sus padres o tutores legales, y del mismo modo, si poseen alguna valoración precedente y tienen informes escritos de ellas también deben de traerlos.

Para más información, visita el apartado de ofertas de Crene.es o llama a nuestro número de teléfono: 91 743 1353 y resolveremos todas vuestras dudas.

Crene

El Día de la Voz

dia de la voz

La voz es el instrumento más utilizado para expresar nuestros conocimientos, emociones, sentimientos… Nuestra voz aporta ‘actitud’ y  ‘personalidad’ a nuestros pensamientos, y es el reflejo de nuestras emociones.

La laringe y las cuerdas vocales forman el aparato fonador. Su misión es producir sonido. La función primaria de la laringe es respiratoria y esfinteriana (protege las vías respiratorias). La función secundaria de la laringe es la fonación.

El tono de la voz se origina aquí y se amplificará por las cavidades de resonancia en cuyo interior de encuentran las cuerdas vocales.

Las cuerdas vocales, son las responsables directas de la producción de la voz.

Son labios o repliegues vocales, colocados en los extremos de la tráquea, que termina en el fondo de la garganta a la altura aproximada de la nuez que se mueven acercándose y alejándose.

Cuando inspiramos, permanecen abiertas y al emitir algún sonido (por pequeño que sea), tras soltar el aire, se acercan los repliegues, produciendo una vibración (sonora), esta vibración sin la posterior articulación sólo será sonido.

La calidad de los sonidos que emitamos, depende delequilibrio entre el aire que proviene de los pulmones y la tensión de las cuerdas vocales. Un correcto equilibrio entre la calidad respiratoria y tensión de las cuerdas, proporciona mayor calidad.Si este equilibrio es defectuoso aparecerá un problema funcional,ya que estaremos realizando un sobreesfuerzo, que puede derivar en disfonías simples, crónicas, afonías, edemas, nódulos o (en casos más graves) pólipos.

¡Cuida tu voz!

 Mª Asunción Palomero Sierra.

Logopeda

El frío y la voz

el frío y la voz

En los meses de frío, corremos el peligro de sufrir trastornos y malestares propios de esa época, la voz también está expuesta a este riesgo, por ello desde CRENE os facilitamos consejos y cuidados para evitar dañar nuestras cuerdas vocales en este periodo.

La voz es un instrumento de comunicación de uso constante y continuo, sufre numerosos desgastes a lo largo del día que se acentúan en época de frío, sumándose contracciones, tensiones musculares y malestar por las bajas temperaturas.

Para cuidar de nuestra voz ante la llegada del frío, debemos procurar no forzarla. El acto de hablar debe ser natural y sin esfuerzos, con un volumen normal y cómodo. Cada persona posee una resistencia, que depende de sus características personales y su entrenamiento vocal, es importante no sobrepasarla.

A lo largo del año, debemos hidratarnos durante todo el día con unos 6 a 8 vasos de agua. Esto no sólo es beneficioso para el organismo, sino que es imprescindible para nuestra voz, las cuerdas vocales, necesitan estar bien lubricadas con una delgada capa de mucosidad. El tabaco y las bebidas con alto contenido de cafeína (té, café, yerba mate y otros) y alcohólicas, deshidratan los pliegues vocales y los irritan. Es importante moderar su consumo o evitarlo si es posible. Así como aumentar la ingesta de agua (de 9 a 11 vasos). Un ambiente seco también daña las cuerdas vocales, potenciando la falta de hidratación, en época invernal se complica más con la calefacción de los ambientes internos y cerrados.

Las medicaciones habituales recetadas para las alergias, resfriados y enfermedades propias de esta estación, también pueden arriesgar el buen estado de tu voz puesto que resecan los pliegues vocales, para evitarlo, se deben consumir con suficiente agua, solo bajo recomendación médica y nunca en automedicación.

Comidas demasiado calientes, comidas y bebidas demasiado frías y los sabores agrios, ácidos o picantes, estimulan los ácidos estomacales provocando reflujo gastroesofágico que irrita la laringe y por consiguiente afecta al estado de la voz. Se debe evitar consumir demasiado especiado o a temperaturas extremas, en particular por la noche.

Conductas como carraspear o toser bruscamente, los gritos y los estornudos demasiado pronunciados pueden dañar la voz. La forma más segura de aclarar la garganta es respirar lo más profundo posible, mantener el aire por un momento y exhalar el aire emitiendo una “h” silenciosa y forzada. Evitar hablar tensionando el cuello y abdomen, procurar no gritar demasiado y hablar con suficiente aire, para prevenir malestares en las cuerdas vocales.

Los climas fríos también alteran la voz, debemos proteger la garganta con bufandas, pañuelos, o ropas de cuellos elevados cubriendo la nuca.

Asunción Palomero Sierra

(Logopeda en Crene)

 

Terapia Orofacial y Miofuncional

terapia orofacial de logopeda

La Terapia Orofacial y Miofuncional es una disciplina dentro de la Logopedia que se encarga de prevenir, evaluar, diagnosticar, educar y rehabilitar el desequilibrio presente en el sistema orofacial desde el nacimiento hasta la vejez y cuya etiología puede ser muy diversa.

El Sistema Orofacial es el conjunto de órganos encargado de las funciones de respiración, succión, deglución, habla y fonación. Los órganos principales que componen el sistema orofacial son óseos (cráneo, huesos de la cara, hueso hioides, laringe, maxilar superior, mandíbula, paladar óseo, piezas dentarias) y musculares (músculos masticatorios, músculos de la expresión facial, músculos de la lengua, músculos del velo del paladar, músculos de la faringe, músculos del cuello). También existen elementos tendinosos y ligamentosos así como glándulas (salivales), ganglios, etc.

La realización de hábitos no deseables como la deglución atípica o la respiración bucal, deriva en problemas dentomaxilares en el niño y en el adulto.

Surge así la necesidad de rehabilitar las disfunciones neuromusculares de la deglución, la articulación de fonemas, la respiración, la posición de reposo y de función de la lengua y boca, la masticación, y en definitiva, optimizar la actividad muscular bucofacial.

Para ello, la intervención se basa en ejercicios de praxias, masajes, estimulación,… que tienen como objetivo final eliminar el desequilibrio existente entre el músculo y la función que realiza, generando pautas  de comportamiento del sistema orofacial adecuadas, creando nuevos patrones neuromotores de comportamiento y reduciendo las parafunciones (bruxismo, succión digital…).

Dentro de las alteraciones que producen desequilibrio en el sistema orofacial, desde la Terapia Miofuncional, en CRENE, nos encargamos de intervenir en:

· Respiración bucal

· Trastornos en la masticación

. Disfunción lingual

. Incompetencia labial

· Deglución Atípica

· Dificultades en la articulación de fonemas

· Alteraciones en la resonancia (hiponasalidad e hipernasalidad)

· Malos hábitos (babeo, succión…)

No dudes en consultar con nosotros si tienes cualquier duda.

Asunción Palomero Sierra

Logopeda

Qué es la DISFAGIA

que es la disfagia

El término disfagia proviene de dos palabras griegas: dys (dificultad) y phagia (comer). Es la alteración o dificultad para tragar o deglutir los alimentos (sólidos y líquidos) e incluso la saliva.

Una deglución normal supone la acción coordinada de un grupo de estructuras situadas en cabeza, cuello y tórax, e implica una secuencia de acontecimientos en los que unos esfínteres funcionales se abren para permitir el paso del bolo alimenticio, trasportándolo desde la boca al esófago, y se cierran tras su paso para impedir falsas rutas y proteger la vía aérea.

Tiene una fase voluntaria, nosotros decidimos cuando introducir el alimento en la boca, lo masticamos humedeciéndolo con la saliva y lo empujamos con la lengua para tragarlo.

 

Una vez que el alimento abandona nuestra boca, comienza la parte involuntaria, donde los nervios envían un mensaje al cerebro indicándole que active los cambios y movimientos musculares necesarios para que el alimento pase desde la faringe al esófago y de este a nuestro estómago sin producirnos problemas.

La disfagia puede deberse a una alteración orgánica o a una dificultad funcional, y afectar a pacientes de todas las edades, desde bebés a ancianos.

 

Desde el punto de vista espacial se clasifican en orofaríngea (supone casi el 80% de las disfagias diagnosticadas) y esofágica (supone el 20% de las disfagias que se diagnostican).

 

 

Recomendaciones:

 

Masticar bien los alimentos.

 

– Cuidar la higiene bucal, para evitar las infecciones y utilizar un dentífrico suave.

 

– Comer en un entorno agradable y tranquilo, sin prisas.

 

– Mantener una correcta posición: sentados, sin cruzar los pies que deberán estar apoyados en el suelo, con la espalda recta siempre que sea posible, y la cabeza debe estar ligeramente inclinada hacia delante en el momento de tragar.

 

– Poner pocas cantidades de comida en la boca y vigilar el trago.

 

– Cuando estemos seguros que no está tragando y no tiene nada en la boca hacerlo hablar para distinguir la claridad de la voz, que nos indicará, que no hay comida retenida en el vestíbulo laríngeo.

 

– Las comidas más abundantes se harán por la mañana, será cuando tenga más apetito y esté más descansado.

 

Descansar después de cada comida, sentado, durante un tiempo inicial de digestión.

Asunción Palomero

Los cuidados de la voz

cuidados de la voz en crene

La voz es el medio de comunicación más utilizado del que nos servimos para expresar nuestras palabras y pensamientos, una herramienta de trabajo para numerosos profesionales y una forma de expresión. Su uso y cuidados adecuados son imprescindibles para mantener una voz sana a lo largo de nuestra vida

 

El mal uso o abuso vocal junto con malos hábitos, puede desencadenar afonía (pérdida total de la voz) o disfonía (desórdenes de la voz que la desvían de alguna forma de lo normal), que se clasifican en orgánicas y funcionales en función de que exista una lesión anatómica evidente o no. En su mayoría los problemas de la voz se manifiestan por la presencia de ronquera, carraspera, aspereza, etc. Las personas afectadas presentan cambios en el tono, afonía, e incluso dolor agudo o sordo asociado con el uso de la voz.

 

 

MEDIDAS DE HIGIENE VOCAL


  1. Procurar que la respiración sea diafragmática, evitando la respiración incorrecta (costal superior).

 

  1. Procurar que la inspiración sea nasal, rápida y silenciosa. Evitar inspirar excesivo aire; el aire excesivo sofocado da rigidez y cansa.

 

  1. Evitar las inspiraciones bucales y mucho menos hablar realizándolas. Evitar hacer inspiraciones bucales después de realizar ejercicios bruscos en ambientes fríos (después de correr…).

 

  1. Procurar no quedarse sin aire a mitad de la frase y respetar las pausas entre las frases.

 

  1. Ejercitar el ritmo respiratorio tratando de acomodarlo a las exigencias físicas (caminar, subir escaleras…) que realiza el sujeto.

 

  1. Evitar la utilización de prendas estrechas y si se usan, ajustar el ritmo respiratorio a la ropa que se lleva.

 

  1. Aplicación de suero fisiológico una vez al día en cada narina, durante un mes, con un tiempo de descanso de una semana.

 

  1. Evitar (en la medida de lo posible) los ambientes con humo, bebidas muy frías y el aire acondicionado.

 

  1. Evitar subir la intensidad cuando el ruido ambiental es superior, y siempre que sea excesivo. Acostumbrarse a usar la intensidad adecuada a las condiciones en que se está.

 

  1. No utilizar una velocidad exagerada del habla.

 

  1. Tratar de corregir los traumatismos vocales, carraspeos, estornudos ruidosos, tos…

 

  1. Evitar el cansancio al hablar o la fatiga, procurando hacer frases cortas e intercalando inspiraciones que relajen el aparato fonador.

 

  1. El reposo vocal debe realizarse después de haber utilizado la voz en exceso.

 

  1. Procurar utilizar una articulación correcta con lo cual el habla se enlentece, es más inteligible y evita la repetición continua de lo que ya se ha dicho y que el oyente no ha captado.
Asunción Palomero

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar